martes, 22 de noviembre de 2011

EVOLUCION DE LA SECADORA

LA SECADORA
En 1.985 los miembros del Grupo Juvenil comenzaron a cosechar y vender los hongos que eran secados al aire libre, pero su calidad no era buena. En 1.990 se instala la primera secadora a diesel, en 1992 se realiza pruebas con champiñones encurtidos, en 1.994 se adquiere la segunda secadora de esta manera se obtiene un producto de mejor calidad.  En 1.997 con la ayuda de la OED (Valerio Magrinni) se implementan los hornos modulares, que posteriormente se instalan  en varias comunidades cercanas .

En el año 1998 se logra introducir el producto en la cadena de supermercados Supermaxi, y a partir de ese mismo año se producen las primeras ventas al mercado local, por otro lado existe mucha demanda en mercado local, por otro lado existe mucha demanda en mercados exteriores, por lo que el producto es 














  • Previo de cada secado, hay que limpiar el filtro de pelusas para que la ropa no se llene de pelusilla y se seque más rápido. Nunca hay que secar paños o prendas que estén mojadas con materiales combustibles (pinturas, solventes, ceras, etc.)
  • Las prendas que tengan goma o plásticos (zapatillas, baberos, bolsos de goma, etc.) al calentarse pueden derretirse o quemarse.
  • Antes de colocar la ropa en la secadora consulte las . Hay tejidos que no admiten secadora por que se encogen, como algunas prendas de puro algodón como el lino.
  • Las secadoras eléctricas son las que mejores resultados dan, pero también son las más caras.
  • Para reducir la electricidad estática que cogen las prendas que se secan en la secadora utilizar los suavizantes de tela en seco o antiestáticos. Deben incorporarse en el secado juntamente con la ropa.
  • Los tejidos que no se pueden secar en la secadora son: lanas, plásticos, prendas con accesorios de goma y prendas con rellenos de espuma.
  • Saque la ropa inmediatamente finalizado el secado para que no se arrugue y solo tendra que doblar y guardar en los armarios.
  • Sacar la carga seca y colocar una nueva carga para secar inmediatamente sin dejar enfriar la secadora. Ahorrará energía al hacer secados sucesivos aprovechando el calor de las cargas anteriores.
  • No sobrecargue la secadora, gastará más energía, la ropa se arrugará y producirá mayor desgaste en las prendas.
  • Las prendas más livianas se secan más rápido. Separar las prendas por su peso, aprovechará mejor el rendimiento de su secadora.
  • No reseque las prendas, la ropa se estropea y se arruga con marcas muy difíciles de planchar.
  • Retirar las prendas que necesiten planchas de la secadora cuando todavía estén algo húmedas.
  • Utilice la secadora solo cuando sea imprescindible, ahorra energía y su ropa durara más tiempo. Aproveche los días soleados y aireados para r

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada