lunes, 21 de noviembre de 2011

EVOLUCIÓN DE LA ESTUFA

LA ESTUFA
En 1892, una década después de que Edison diera a conocer la lámpara incandescente, los inventores británicos R.

E. Crompton y J. H. Dowsing patentaron la primera estufa eléctrica para uso doméstico. El nuevo aparato 


consistía en un alambre de alta resistencia enrollado varias veces alrededor de una placa rectangular de hierro. El


 alambre, que al conducir la electricidad adquiría un brillo blanco anaranjado, estaba situado en el centro de una


 pantalla parabólica que concentraba y difundía el calor en un haz.

No tardaron en aparecer modelos perfeccionados de estufas eléctricas, y dos de los más notables fueron el de 1906, 


debido al inventor Albert Marsh, de Illinois (EE. UU.), cuyo elemento irradiante, de níquel y cromo, podía 


alcanzar temperaturas al rojo blanco sin fundirse; y la estufa británica de 1912, que sustituyó la pesada placa de


 hierro en la que se enrollaba el alambre calefactor por un elemento ligero de arcilla refractaria, con lo que se 


+consiguió la primera estufa eléctrica portátil realmente eficaz.

En lo que respecta a su funcionamiento, éste aparato se pone en marcha con el gas butano – también conocido como doméstico – aunque hay casos en los cuales también se puede realizar con leña y también con electricidad. Posteriormente, los alimentos se ponen sobre el artefacto no sin antes ser colocados en ciertos elementos de la cocina, como es el caso de las ollas y las sartenes. De acuerdo a la receta que se quiere llevar a cabo, una cocina tiene la capacidad de freír, asar, fundir, cocer y hervir un determinado alimento. Los modelos de estufas más sofisticados producto del desarrollo tecnológico funcionan teniendo siempre el gas como base. En lo que respecta a su constitución, poseen parrillas circulares – por lo general son cuatro – que se unen a otra mucho más grande y extensa, la cual es empleada para uso del comal. Asimismo, cuenta con un asador y también con un horno, el cual posee una lamparita y una ventana para permitir la observación del interior sin la necesidad de abrirlo. En lo que respecta a la forma de encendido del artefacto, el mismo se realiza por medio de una chispa de electricidad, aunque también es posible hacerlo con una fuente externa de ignición, como el caso de los encendedores y fósforos. El aparato, a su vez, trae consigo una estufa extra incorporada con otras perillas más, que tienen en su diseño marcas de graduación, de acuerdo a la temperatura a la que se esté queriendo llegar.
estufas-tiposcon la de un aparato destinado a calentar un determinado recinto, gracias al empleo de la electricidad o bien de la combustión de madera o de gas, depende del modelo. Es decir, ya no se trata de un fogón sino de una especie de sistema de calefacción de la vivienda. En cuanto a la operación, por lo general se recomienda tener en cuenta una serie de medidas de seguridad, para evitar cualquier peligro dentro de un espacio reducido como son las viviendas. En primer lugar, nunca se debe dejar una estufa encendida sin vigilancia. Muchas veces, por distracción, no nos percatamos de que el aparato ha quedado encendido y, por contacto con algunos elementos, se generan 
La cocción de los alimentos es una técnica antigua, que puede relacionarse con el principio del manejo del fuego por los humanos. Sobre el fuego que servía para calentar y alejar las fieras, se fue gestando el modo de mejorar la textura (ablandando), el sabor y el aspecto de los utilizados por los humanos, además de mejorar la digestibilidad de muchos de ellos.
El  doméstico no solamente servía para calentar, sino que también se utilizaba para cocinar los alimentos. Lo más común era tener una  colgada de una cadena sobre las brasas, utilizando para otros modos de cocinar parrillas, ollas o  sobre patas (trébedes, que a veces formaban parte de la propia sartén), etc.
Con el tiempo aparecieron artefactos específicos, donde el fuego quedaba confinado, de modo que se aprovechase mejor todo su poder para cocinar. En castellano (y en otros idiomas) se adoptó para estos ingenios el nombre de fogón.
La evolución de los combustibles, desde los primitivos,  y después distintos tipos de  especialmente  hasta el gas y el aprovechamiento de la  fueron variando la forma de la cocina, hasta la de nuestros días.
La cocina como mueble en forma de simple  fue conocida de los romanos como lo atestiguan los hermosos ejemplares de bronce que guarda el  hallados en y . Pero la verdadera cocina completa y portátil no se encuentra hasta finales del solo desde el se conoce la cocina cuadrangular de hierro con planchas de o de por encima dispuesta para recibir las ollas o marmitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada